Lo que esconde el cuerpo

Cuando el cuerpo se convierte en tu gran maestro

cuerpo
“Me acuerdo cuando hace, ahora ya varios años, estuve en Varanasi (ciudad loca, surrealista y mística como las haya) y vi durante tres horas cómo quemaban a un cuerpo sin vida. Varanasi es una ciudad en India donde la gente va a morir. Teniendo en cuenta que en nuestra cultura la muerte es un tabú, es innegable que nos hace falta entrar y mirar más de cerca este gran misterio.

Me acuerdo, mirando la incineración, que todo iba bien hasta que el fuego empezó a quemar la cara de ese hombre. Que las piernas se quemaran, los brazos, el tórax… claro que era impactante pero mi mente de alguna manera lo podía aceptar. Pero la cara, la cara es el símbolo de tu identidad! Cuando desapareció la cara, desapareció todo y algo dentro de mi se despertó.

El cuerpo es el puente entre el cielo y la tierra. Es el lugar donde se proyectan todas las identificaciones. La diana perfecta donde la mente se aferra y construye un castillo de identidades que cuando llega la muerte no te queda otra opción que cuestionar.

El trabajo con el cuerpo, en realidad, empieza a una edad bien temprana. Quizá por las exigencias sociales que no son más que las de uno mismo. Quizá porque a la mente le resulta fácil comparar… sea por lo que sea, los complejos físicos son los primeros que nos invitan a mirar qué pasa con el cuerpo, a entrar en contacto con él.
Antes o después uno se tiene que enfrentar a su cuerpo y a los cambios que este va manifestando a lo largo del tiempo, y por una razón u otra siempre acaba siendo un lugar lleno de frustraciones y una invitación a mirar más profundo y darnos cuenta que nuestro valor no depende de ninguna forma física.

El cuerpo es nuestro gran espejismo, la gran diana donde apegarnos y crear identidades, una tras otra, hasta creer que nosotros somos nuestro cuerpo y que somos lo que vemos aquí.
Nada más lejos de la realidad.

Eres una mujer, eres un hombre, eres este cuerpo, eres alto, eres bajo, eres esto que ves.. ¿ES VERDAD?

El trabajo con el cuerpo te permite hacer uno de los viajes más arduos e importantes de desidentificación. Te permite desprenderte de las ideas más arraigadas que hemos adquirido culturalmente y te permite trascender ideas como la existencia o la muerte.

El trabajo con el cuerpo te desafía.

¿Quién serías si no eres tu cuerpo?

Si dejas de creer que eres el cuerpo automáticamente entrarás en tu verdadera naturaleza y a la vez, el cuerpo es el que te recuerda que vives aquí, en este plano físico y que requiere que cuides de él.

Si solo vives desde lo físico no vives en la verdad.
Y si vives en esta consciencia de que no eres tu cuerpo pero no bajas al cuerpo, te quedarás inmune y colgado como a muchos les sucede, faltos de pasión y de vida porque no integran la parte espiritual con la parte física.

¡El cuerpo, el cuerpo, me encanta el cuerpo! Ese gran puente entre lo de arriba y lo abajo… mhh bueno, o quizá es que no hay arriba y no hay abajo, quizá es que la verdadera espiritualidad tiene que ver con dejar de dualizar estos dos mundos.

El cuerpo siempre fue y siempre será la gran clave.” ELMA

 

Una respuesta to “Lo que esconde el cuerpo”

  1. Vanesa Tantra

    Hola, me alegro mucho de haber conocido tu web, me parece interesante todos tus artículos, y este en especial, ya que considero que el cuerpo como dices es la clave. Poco a poco me los iré leyendo el resto de posts.
    gracias por el aporte y espero aprender mucho contigo.

    Responder

Responder

  • (no será publicado)

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.