Testimonios “Meditación y tantra en el desierto de Marruecos”

Testimonios
“Meditación y tantra en el desierto de Marruecos”
Semana Santa 2014

Meditación  y tantra en el desierto de Marruecos

 

Como experiencia ha sido vibrante, divertida, muy divertida. Un grupo único, muy abierto y una Elma que nos retaba y llevaba al límite para superarnos a nosotros mismos e ir más allá de nuestras limitaciones y nuestras creencias.
Para mi ha sido una experiencia única que sin duda repetiría y me alegro mucho de haberla podido vivir y compartir con todo el grupo.
Me he sentido muy a gusto. Elma consigue que todos los ejercicios los veamos como algo normal y natural.
Como conclusión diría que un 10 al viaje y a la planificación y que me siento profundamente agradecida de lo vivido. A Elma por montarlo todo y estar en todo, siempre con una paciencia infinita y al equipo que ha sido excepcional y del que me llevo un buenísimo recuerdo. Soy muy feliz…

Para mi ha sido un viaje inmejorable. El descubrir este país, su gente, los ojos, los niños, los chulos ligones, la ducha con cubos de agua, los colores, los olores, el caos y el silencio más radicales.
He disfrutado cada segundo que ha durado este taller y me llevo a esta gente en el corazón, cada uno especial a su manera.
He comprobado una vez más que u  corazón abierto no necesita buscar nada en el  otro para sentir amor, cariño y sobretodo compasión.
He sentido una unión con el grupo desde el primer día. Todos estamos en lo mismo.
El tantra y la jaima me han encantado. ¡Los ejercicios me parecieron tan bonitos!
Me encantó todo, me lo pasé pipa, me reí con toda mi alma.

Una experiencia inolvidable. Vine por conocer Marruecos y me voy con mucho más que eso. Me voy liberada. Encontré una mezcla de sensaciones revueltas dentro de mi y en ellas me reencontré con mi sensualidad perdida. Jamás lo olvidaré.
El grupo fue lo máximo, encontrar un grupo de gente joven que me trataron como a uno de ellos me ha rejuvenecido. Y tú, Elma, una excelente guía desde el primer día hasta el último. ¡Vamos a celebrar la vida!

Una experiencia vivida, un viaje que me ha aportado la ocasión de conocer a personas diferentes, con prismas diferentes pero con u nexo en común, el amor por la vida.
También me ha permitido reconocer y conocer partes de mi olvidadas o inexistentes hasta ahora.
He sentido sensaciones nuevas, sentimientos que han ido aflorando. ¡Me alegro tanto de haber hecho este viaje! Lo necesitaba…
Me voy con muy buenas sensaciones, contento de haber recorrido este trayecto tan especial en mi vida.
Los lugares; excepcionales, impresionantes, las actividades; enriquecedoras para el espíritu. Todo en su conjunto, una aventura que deseo sea la continuación de mi vida.

Hace siete días llegó un niño asustado que se creía poseedor de la aventura. Marruecos te ayuda a ver que es verdad que la vida es más inocente y amable de lo que pensamos. No todo es necesario tenerlo planeado, previsto y amarrado. No es aprendizaje fácil de asimilar.
Me ha encantado descubrir la amabilidad de la gente, lo poco que se necesita para vivir, el silencio portentoso del desierto, el esmero que se apreciaba en los comedores… Y me quedo con esta frase del viaje: “La misma búsqueda te ayudará a crecer”

¡Buah! No sé ni por donde empezar. La convivencia ha sido impresionante. Un grupo de desconocidos pasan a ser compañeros y al final de la semana, parte de tu familia, gente que llevaré en el corazón siempre. Suena cursi y tópico pero no lo es. Tengo tanta confianza con ellos que cuando los miro no me da la sensación de que hace sólo siete días que los vi por primera vez.
Sobre el tantra, no tengo ni idea de como definirlo, pero si estos días de vacaciones hemos estado tantreando, me gustaría que esta esencia perdure en mi vida para siempre. El tantra es :”El tantra no es una técnica sinó una profunda relajación en el corazón . El tantra es vida”.
Tengo infinitas historias a recordar, pero lo que ha supuesto para mi, es único y perdurable. He perdido complejos, he ganado confianza y he aprendido un montón.
En serio, en estas vacaciones, sin darme cuenta, he cambiado. Es difícil poner palabras a lo vivido.
En relación a ti, Elma, en su momento en el máster me cautivaste, pero aquí aún más. Tienes una fuerza impresionante y mucha vitalidad. No puedo describirlo, sólo puedo decir que me gustaría seguir trabajando contigo. Y muchas gracias a todos mis compañeros, sin ellos no habría sido posible.

 

Sin comentarios

Inicia una conversación

Responder

  • (no será publicado)

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.