Testimonio de las sesiones individuales con Elma

testimonio sesiones individuales

Ya había hecho terapia durante un tiempo y era consciente de determinados problemas, actitudes que arrastraba y que me provocaban cierta inseguridad, pero no acababa de darle la vuelta  a la situación.
Si quieres que las cosas sean diferentes, has de actuar de manera diferente. Así que, un buen día, después de buscar mucha información sin que nada me motivase especialmente, topé por casualidad con la web de Elma y contacté con ella. Hablamos por teléfono y me explicó muy bien lo que hace en las sesiones individuales, pero me convenció definitivamente que me dijese que “a menudo conocemos la teoría pero no siempre sabemos darle la vuelta a la tortilla”.  Esto era justo lo que yo quería y decidí concertar una sesión.

Decidimos trabajar la respiración profunda con tal de activar la consciencia y desbloquear emociones, a ver que salía… La primera sesión fue difícil, no acababa de respirar bien me mareaba y se me removían muchas emociones. Reconozco que me costó ir a la segunda sesión, pero alguna cosa me decía que si lo hacía bien, me iría bien.  ¡Y tampoco era cuestión de rendirse sin volverlo a intentar!

La segunda sesión comenzó aún peor. Parece mentira pero respirar bien es más difícil de lo que parece, sobre todo cuando esto te remueve por dentro. Pero al final experimenté una fuerte consciencia de mi misma, de cómo me bloqueo cuando no quiero experimentar una emoción por miedo a sufrir.

Y en aquel momento me desbloqueé, respiré profundamente como nunca antes lo había hecho en mi vida,  sentí como las emociones se movían dentro de mi sin hacerme daño, les perdí el miedo, no eran más que eso, emociones, y sentía que no podían hacerme daño, que yo era más fuerte que ellas.

Fue una de las mejores experiencias de mi vida. Desde entonces he integrado la respiración en mi vida cotidiana y esto me hace ser más consciente de mi misma, de quien soy y de que quiero. También soy más consciente de mis pensamientos y esto me permite cuestionarlos. Me siento más presente en todo lo que hago y, por lo tanto, más responsable de mi vida.

E, Bcn