¿Experimentas constantemente pensamientos y ruido en la cabeza?

[vsw id=”WcBuWgGOu6g” source=”youtube” width=”350″ height=”250″ autoplay=”no”]
¡Me encanta este vídeo! En él se refleja como todos llevamos encima una especie de “loca de la casa”, así la llamo yo….
Es un torrente de pensamientos, de murmullo en la cabeza que nos mantiene agitados y tensos .

Por ejemplo, alguien me hace  un comentario digamos que, un tanto desagradable , y han pasado tres días y aún sigo preguntándome cuál es el motivo por el cual me dijo esas palabras, qué significa,  y a la vez  estoy intentando encontrar maneras, en mi cabeza, de responderle….
Estamos pues, enfocados en lo que fue , interpretando lo que pasó y  generalmente de manera estresante, de tal forma que lo seguimos experimentando en este momento.

Todo lo que los místicos y la meditación han perseguido es encontrar una manera para acallar la mente.

La mente nunca puede estar presente, siempre tiene q estar en el pasado o en futuro así que encontrar la paz desde ese lugar es literalmente imposible. Desde el espacio mental siempre hay algún “pero” acechando, siempre hay algo a mejorar, siempre nos acabamos sintiendo a medias tintas.

¿Pero qué significa acallar la mente? O mejor dicho, ¿cómo se hace?

Desde mi experiencia hay dos grandes  vías , dos grandes técnicas :  una es la de cuestionar tus pensamientos  y la otra se llama meditación , es decir,  convertirte en un observador.
Para mi es como un juego de palabras porque en realidad en ambos lugares estamos haciendo lo mismo.
Cuestionar los pensamientos es una meditación en si misma, es una profunda indagación y de manera natural la mente se relaja.
Y si realizo meditación de una manera más tradicional estoy aprendiendo a ponerme como observador así que a la vez también estoy desidentificándome de los pensamientos.

En todo caso, la conclusión es que lo importante es hacernos amigos de la mente para una vida feliz y llena de paz.