respeta tu proceso

 

No hay nada más irreverente que frente a alguien a quien le expresas tu dolor, tu miedo o tu enfado, te diga cosas como:

– “Es tu patrón, eso es tuyo, tú lo has atraído, es tu historia…”

 

¡Espera, espera!

Tú, querid@, tienes derecho a sentir lo que sientes.

No lo olvides.

Si estás enfadado, estás enfadado.

Si tienes miedo, tienes miedo

 

De hecho, lo insano sería lo contrario: que tuvieras esos desafíos en la vida, que tuvieras una gran decepción, e hicieras como si nada.

Solo estarías delatando tu desconexión,

se llama estar disociado.

 

¡Pero no! A estas alturas debemos saber que sentir emociones es sano y necesario.

Lo insano es quedarte enquistado en ello.

Lo insano es regodearte.

 

Así que hazte el mayor de los favores:

RESPETA tu proceso.

 

Siente y luego, en la medida que puedas,

ocúpate y toma responsabilidad de lo que sientes (nada que ver con la culpa)

 

Y a los que te empujan, simplemente recuérdales con tu ejemplo,

que la PRESENCIA es el el valor más preciado.

 

ELMA