Workshops de tantra

 

 

Buenos días Elma,

Gracias por tanto.

Tanto y a la vez tan simple de resumir… Amor, conexión, presencia, respeto, libertad, pertenencia… Vida.

Estoy muy feliz por todo lo experimentado y vivido, por todo lo aprendido de una forma que escapa a la comprensión y que no pasa por ella.

Estoy muy agradecida por tu generosidad, entrega, acompañamiento y por haber podido impregnarme de tu inmensa sabiduría.

Lanzo la vista atrás y no doy crédito a todo lo que ha acontecido en el desarrollo del proceso y, como consecuencia, en mí.

Mi proceso comenzó derrumbando muros de vergüenzas, represiones, complejos y miedos. Apertura, mucho respeto e infinita sensación de libertad.

Después llegó el momento en que el Universo me presentó a mi energía a través de la cual he descubierto un poder más allá de lo relacional o de lo externo, he sentido que eso es mío, que yo soy responsable de esa energía.
Todo el poder, la satisfacción que acontecen cuando estoy percibiendo eso que es tan mío.

Al tiempo, sentirme muy mujer,
experimentar en mí una excitante mezcla de lo sensual y lo sutil con lo salvaje; agresividad y belleza. De alguna forma como un auto-deseo que llama a ser compartido: “yo me erotizo y lo disfruto contigo”.

Enamorarme. El amor de mi vida, el primer amor. Transitar por un lugar tan bonito que no se puede describir. Sentir excitación y puro fuego y que puedas mirar al otro y te explote el corazón de emoción y sentimiento.

Y desde ese detonante, sacar toda la rabia, todo el dolor y toxinas emocionales, resetear el alma y dejarla limpia con una fuerte intuición de poder empezar a sentir sin condicionamientos aprendidos.

Rebosar de emoción y gratitud, mucha claridad. Sorprenderme y emocionarme con estar tan clara, respirar y tomarme tiempo antes de decidir, antes de hablar.

Calma, presencia, certeza interior, felicidad, respirar con otro tempo e intensidad. Caminar erguida por la vida con otra mirada y otra actitud relacional, sentirme viva , agradecida y emocionada. Mucha templanza.

Se que hay un antes y un después en mi vida después de esto y lo voy a saborear llena de consciencia y apertura.

Gracias infinitas Elma, nos “vemos” pronto para nuestra sesión y te cuento qué tal una vez todo esto haya reposado.

El universo te reserva algo muy grande, tan grande como todo tu ser, hermosa por dentro y por fuera.

Muchas veces, cuando nos hemos referido a tí como “la diosa” me ha venido a la mente eso de “no pronunciarás el nombre de Dios en vano”, porque eso que es tan tuyo y tan tú, Elma, no es de este mundo y merece ser honrado.

Para mí, tu eres la respuesta encarnada a la pregunta“¿qué es Tantra?

Gracias desde lo más profundo de mi corazón 💖