workshops el fin del sufrimiento

 

El taller me ha ayudado a no quedarme enganchada en los pensamientos que me agotan y si lo hago, ahora ya tengo recursos para salir de ahí.

Ahora que ha terminado este proceso, me doy cuenta de lo realmente confundida y enrollada en mis pensamientos que estaba. Simplemente perdida, sin rumbo y sin saber gestionar la vida, sin tener herramientas para poder estar más a gusto conmigo misma y con los que me rodean.
Me ha ayudado a entender un poquito más cómo funciona mi mente y cómo actuamos.
La experiencia que me llevo es realmente buena, muy positiva. Venía a trabajar el alejamiento de mis hijos y me llevo la gran satisfacción de saber que siempre están ahí. Me doy cuenta que realmente estaba equivocada y que era yo la que siempre estaba dispuesta a la guerra, y es algo que antes no veía.

Me ha encantado conocer el trabajo de Elma, las charlas, las anécdotas y compartir experiencias con las demás personas del grupo. Su trabajo es excelente cómo persona y cómo facilitadora y lo bien que nos cuida.

Muy útil, te impresiona el poder del método y la magia con la que lo trasmite ELMA.
Tener una herramienta con la que te puedas autogestionar en tu día a día es muy poderoso.
Bien es cierto que con la práctica puedes llegar muy lejos, sólo en el curso, pero con algunas sesiones individuales con ELMA y un poco de trabajo mío he experimentado cambios con los que me encuentro más feliz. Mi pareja también lo percibe.
Mi gran tema era mi pareja o parejas en mi vida y ahora como he avanzado mucho ahí, he seguido profundizando dentro de mí y han aparecido otros temas tan importantes y que tenía dormidos.
Lo que más valoro es que tengo más amor por los demás, más empatía por sus sentimientos. De alguna manera se minimiza el egoísmo tan propio de la sociedad actual. Esto me encanta y voy a seguir trabajando en ello.

Escuchar a ELMA es una bendición, inspiración y practicidad mismo tiempo. ¿Qué más se puede pedir?
Un fin de semana al mes es una buena frecuencia porque te da tiempo a digerir.

Las prácticas, ver el resultado, vivirlo, las palabras de Elma, su honestidad, su forma de hablar directa, sincera y “bajada a la tierra”. Y el seguimiento, saber que tenía la ayuda de ELMA durante el proceso

Me ha sido muy útil. Me ha sorprendido la intensidad y profundidad de los resultados después de trabajar.
He notado mejora después hacer los ejercicios.
Venía para encontrar una herramienta que me ayudara a deshacer la maraña de pensamientos que tengo y que me limita en la vida diaria. Este trabajo es muy potente. Me llevo las reflexiones que Elma da para saber enfocar las preguntas. Hay que querer estar abierto para aceptar que realmente esta herramienta puede realizar un cambio en tu vida. Te abre la consciencia y da un espacio para mejorar.

Me ha gustado tener la oportunidad de ver la herramienta en otros y ver cómo eran guiados por Elma de forma excelente.

Me ha gustado el enfoque del curso donde la responsabilidad es de uno mismo (depende de mí que yo avance)
Totalmente práctico, directo y de uso personal.

La estructura me ha gustado mucho y encaja con lo que estaba buscando: metodología, estructura y muchos matices a la vez.
Me ha parecido un curso que ha mantenido una gran coherencia.

Siempre me rondaban las mismas ideas, miedos y creencias, dejándome exhausta de tanto dar vueltas a lo mismo sin encontrar una salida.
El taller me ha brindado no solo una salida, sino plantearme a qué demonios le estaba dando vueltas. Para mí, ha sido como si en lugar de darme medicina para curar una enfermedad, me hubieran dado la capacidad de ir a la causa de la misma y tratarla. Una liberación.

Me siento muy afortunada por la experiencia vivida y por los cambios que voy sintiendo en mi día a día .
muchas gracias

He visto que esto es un trabajo para toda la vida. Es como tener un entrenador personal por un tiempo hasta que lo puedo hacer por mi misma, porque ahora sé que ya no voy a poder dejar este ‘deporte’.

Toda la parte práctica es muy potente

Workshops el fin del sufrimiento