el despertar de la Diosa

 
 Me lo pasé teta, literalmente.

Lo siento por Deepack Chopra

 
¿Cuándo fue la última vez que llegué a casa con el rimmel corrido? ¿con el sujetador en el bolso? ¿y una sonrisa de flipada en al cara? …
 Pues ayer. Por culpa de Elma. Antes de eso, no puedo acordarme. Pero de ayer… buah! “Soy feliz” me digo en voz alta y veo la cara en el reflejo del escaparate, esa cara de haber pegado el polvazo de mi vida. 
 
“Soy feliz” vuelvo a decir en casa.y todo me parece bien, la cena deliciosa, los WhatsApp cariñosos. 
Después de “El despertar de la Diosa”, me siento amorosa, cómo decirlo, una sesión de tres horas de acariciarme con mi mejor amante me ha dejado nueva.
 
Duermo sola, y qué. Elijo un top de seda porque sí. 
 
Me despierto “con ganas” (¿Cuándo fue la última vez que me desperté “con ganas”?) y paso de Deepack Chopra y pillo el altavoz y venga.
Vamos. 
Tac. 
Tac.

 

Yo no pensaba que pasaría esto. No tengo problemas con el sexo, me gusta mucho y lo disfruto mucho. Pero no tengo pareja, y no quiero sentir que necesito una. Yo vine al taller por eso. 

 

Creía que Elma nos enseñaría a respirar, noque respiraríamos de verdad. (Mucho menos que iba a respirar y a sentir hasta el final)

 

Antes del taller me sentía contenida , y ni siquiera me daba cuenta. Creía que tenía que esperar a los momentos en los que estaba con un hombre o conmigo pero un aquí te pillo aquí te mato. Ahora sé que soy una mujer sensual y que  solo hace falta que yo me haya dado permiso para serlo siempre, en todo momento y lugar, y que expresarlo me hace sentir bien.
 
Es más, me siento libre y empoderada. Ah! yo que era una clásica feminista, otra etiqueta que se cae. Ahora resulta que puedo pintarme las uñas de rojo y pasármelo teta en la cama.

 

No tengo palabras para agradecerle a Elma la tarde de ayer. Soy todo agujetas y una mujer nueva, sensual y completa. 
 
Y esa sonrisa de flipada, que no se me ha borrado todavía.
*Lorena, muchas gracias. ¡Volveré!

Un abrazo enorme

 

Maite