vida

 

 

El dolor y el placer crean vínculo.
Mostrar tu vulnerabilidad al otro crea vínculo,
y mostrar tu placer al otro crea vínculo.

Se llama intimidad, hacia un lado o hacia otro.
Se trata de mostrate, mostrate en los más profundo,
en los momentos que nadie ve.

Te expones si, te expones a que te hagan daño, a no gustar, a que se vayan y mil cosas más,
pero no hacerlo te va a llevar a vivir en la sensación de estar siempre a medias.

Hay mucha gente que vive así, no profundizando, no arriesgando, no jugando.
Pero pese al miedo que conlleva ser vulnerable,
¿Por qué elegir pringarse? Porque confío en mi, en mi fuerza, en mi poder, me conozco y reconozco mi saber acompañarme.
Y si uno no sabe lo aprende, pero por Dios, que no te quedes a medias, que de vida solo hay una y va que vuela.

ELMA